viernes, 13 de diciembre de 2013

PUENTING – BUNGEE JUMPING

En la década de 1980, un par de jóvenes neozelandeses, AJ Hackett y Henry van Asch, establecieron la primera compañía comercial en Nueva Zelanda de Bungee Jumping, con un salto histórico desde el puente de Kawarau en Queenstown. Desde entonces Nueva Zelanda se ha convertido en el hogar del Bungy.

En todo el país se puede saltar desde puentes, pendientes de montañas, viaductos ferroviaros, plataformas especialmente construidas en el borde de los acantilados y desde los techos de los estadios.

El más alto de todos es el Bungy Nevis y consiste en una increíble caída de 134 metros. También se  puede saltar del Puente del puerto de Auckland con el telón de fondo del puerto de Waitemata.

El Puenting sigue siendo una de las actividades de ocio más populares y recomendadas de Nueva Zelanda que practican por igual los lugareños y los turistas y es una experiencia difícil de olvidar.

Queenstown  sigue siendo el lugar más popular para practicar el Puenting. AJ Hackett tiene operativos cuatro saltos diferentes en Queenstown, todos colocados en sitios escénicos haciendo que esta ciudad sea uno de los mejores lugares del mucho para aprender a saltar.

Kawarau Suspension Bridge Bungy -  Este fue el primer sitio desde donde se realizó un salto comercial en 1988 y el más popular del mundo, situado a unos 23 kilómetros al nordeste de Queenstown se salta de una altura de 43 metros sobre el río Kawarau. Miles de amantes de la aventura visitan Kawarau cada año para aprender a saltar. Puedes hacer diferentes tipos de saltos pero hagas lo que hagas ten por seguro que será una experiencia inolvidable. Para poder saltar tienes que cumplir con ciertos criterios de edad, entre 10 y 110 años.

Nevis Highwire Bungy – es el salto más alto del país, 134 metros, se encuentra a unos 33 kilómetros de Queenstown. Para llegar al punto de salto debes subir a un teleférico y el salto se efectúa desde la góndola. Las vistas son impresionantes así como el salto de 134 metros sobre el río Nevis. La caída libre dura 9 segundos pero la impresión perdurará para el resto de tu vida. La edad mínima para realizar el salto es de 13 años y la máxima de 110 y el peso debe estar entre 45 y 127 kilos.

The Ledge – colocado encima de una góndola a unos 400 metros sobre la ciudad de Queenstown. El salto es de 47 metros y es el único salto urbano que te hace sentir como si buceases por la ciudad. Este salto te ofrece la posibilidad de agregar diferentes tipos de “elementos” al salto tales como tablas de surf, bicicletas, etc. También da la opción de saltar de noche que te proporcionará adrenalina adicional.


Pipeline Bungy – este salto es de 102 metros y fue el sitio más popular de Queenstown hasta finales de 1990. Está ubicado al norte de Queenstown, pasado el rio Shotover. En Pipeline también tienes la opción de ser bajado directamente a un barco tras el salto para disfrutar de un paseo por el río Shotover.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips